Según varios autores, los cubiertos tienen su propio lenguaje universal, hablan su propio idioma. Los cubiertos que has utilizado en el restaurante, según se coloquen de una forma u otra sobre el plato, puedes estar comunicando una cosa u otra...